martes, 4 de mayo de 2010

animales en extincion






En la fauna panameña podemos encontrar muchas especies ya que son muy variadas y numerosas. En la fauna panameña podemos encontrar mamíferos como el tapir, el venado cola blanca, jaguar, murciélagos, ballena azul entre mucho otros.

Aves como los guacamayos, loros, garzas, buitres, águilas reales, guaraguaos y gallinetas. La más conocida y emblemática de nuestro país el águila arpía y el quetzal.

Reptiles como las tortugas, iguanas y caimanes. También existe una gran diversidad de peces.

Pero toda esta hermosa fauna con la que cuenta este pequeño país de Centroamérica se esta viendo afectada llegando casi a la extinción de muchas de estas especies.

Muchas de estas especies son afectadas mediante la contaminación y la deforestación, ya que su hábitat y medio ambiente están siendo destruidos por la devoradora mano del hombre de construir y mediante esto contaminar sin importa todas aquellas especies y plantas que se encuentre en medio.

A pesar de que el hombre necesita hacer nuevas construcción y avanzar día a día, debido al gran incremento de la poblaciónmundial no justifica el daño que le esta haciendo al planeta en lo concerniente a todo el medio ecológico.

El hombre tiene la necesidad de una vivienda y nuevas fábricas, carreteras entre otros pero a la vez tiene la responsabilidad de proteger el ambiente y habitad de toda especie que se vea afectada en cualquiera deforestación que el hombre realice para la construcción de dichas necesidades.

Si el hombre invade el hogar de una especie tiene la responsabilidad de recolocarlo en un lugar parecido al cual vivía, de esta manera preservar la especie y no destruirla hasta llegar a su extinción.

La caza es una actividad que se debe realizar por suma necesidad y no por placer o comercio. También debemos tomar medidas en el tráfico ilegal de especies salvajes.

La extinción de la fauna en Panamá causa esta causando un gran desequilibrio en la ecología panameña, debido a la importancia de cada unas de esas especies en los bosques y mares panameños.

¿Cómo podemos hacer para proteger todas estas especies que se encuentran amenazadas en nuestro país?

Proteger estas especies no es difícil y se puede hacer mediante una concientización de no permitir la caza de especies en vías de extinción. En relación con la pesca, prohibir el uso de sustancias venenosas derivadas de hojas, cortezas o raíces de ciertos árboles, ya que causan la muerte de los peces grandes y pequeños. Establecer un periodo de veda. Hacer leyes más fuertes para combatir el tráfico de especies salvajes.

Proteger y crear mas centro de protección de todas las especies que se vean amenazadas, en especial todas aquellas que son endémicas de este país.

Si no tomamos conciencia del gran daño que le hacemos a la fauna panameña, nos podremos ver afectados nosotros mismos ya que estamos destruyendo nuestros recursos naturales y a esas especies que aportan mucho a nuestro ambiente y que son un gran atractivo turístico debido a su majestuosidad, belleza y endemismo de muchas.

Proteger la fauna es proteger el hermoso verdor de nuestro país y preservarlo para rodas las futuras generaciones venideras.

Animales en Peligro de Extinción en Panamá
Para centrarnos y tratar de entender el tratamiento del tema empezaremos por dejar en claro que es una especie en peligro de extinción para podamos realizar el estudio con propiedad.

¿Qué entendemos por especie en peligro de extinción?

Es aquella cuya población ha sido declarada como tal, por haber quedado reducida numéricamente a un nivel crítico, o cuyo hábitat ha experimentado una modificación considerable. Aquellas especies que pudieran estar dentro de poco tiempo en peligro se denominan especies amenazadas. Las especies raras son aquellas con pequeñas poblaciones que pudieran también estar en peligro.

Las causas principales de la extinción de las especies, o su puesta en peligro, son destrucción de los hábitats, explotación comercial (como recogida de plantas, cacería, y comercialización de partes animales), daños causados por plantas y animales no nativos introducidos en un área, y contaminación ambiental. De todas estas causas, la destrucción directa del hábitat es la que pone en peligro a mayor número de especies.


fauna de Panamá

Los principales grupos son:

•Las aves ( 971 especies)

•Los mamíferos (256 especies)

•Los reptiles (229 especies)

•Los peces (1121especies)

1.2.1 La avifauna de Panamá incluye un total de 971 especies que pueden encontrarse principalmente en el Parque Nacional Soberanía, Parque Nacional Metropolitano, Parque Nacional Chagres y Parque Nacional Darién., de las cuales 16 son endémicas, 4 han sido introducidas por humanos y 97 son raras o accidentales. 20 especies están amenazadas globalmente.

La principal amenaza que enfrentan las aves en la actualidad es, al igual que para los demás grupos de vertebrados, la deforestación.

Entre las aves mas reconocidas de panamá tenemos:

El Águila Harpía (harpya Harpia), una de las más impresionantes aves de rapiña del trópico húmedo tiene en el Parque Nacional Darién su hábitat, donde es posible con un poco de tiempo y buena paciencia conocerla en un viaje lleno de aventuras. Si por el contrario su tiempo no se lo permite en el Jardín Botánico Summit la puede conocer en cautiverio, en un recinto con sala de exhibición que explica toda la majestuosidad de esta ave en peligro de extinción.

El quetzal (phraromachrus Mocino),puede ser observado en las tierras altas de la Provincia de Chiriquí, tanto en el Parque Nacional Volcán Barú como en el Parque Internacional La Amistad, en donde se encuentra un sendero que lleva su nombre. Muy cerca hay hoteles y cabañas, y los tour operadores le prepararán giras para observar aves en su hábitat natural. Venga le invitamos a visitarnos.

1.2.2 en panamá existen 256 especies de mamíferos. La lista incluye las Ordenes y Familias Taxonómicas de la Clase Mammalia de Panamá y la orden Cetácea, de la cual es probable que existan mayores registros para Panamá.

•114 murciélagos

•60 roedores

•15 carnívoros

•25 cetáceos ( ballenas y delfines)

•9 marsupiales ( Zarigüeyas "Zorras")

•7 desdentados (armadillos, osos perezosos y osos hormigueros)

•4 insectívoros (musarañas)

•2 conejos

•1 manatí

•1 tapir

De todas estas especies 10 son endémicas entre las que sobresales:

•El mono aullador de coiba

•El ñeque de coiba

La fauna de mamíferos de Panamá esta representada por unas 255 especies y ha sido muy poco estudiada en comparación con otros países de la región neotropical. El 24% (62) de estas especies se encuentran en riesgo de extinción. Las principales amenazas a las que se enfrentan los mamíferos en Panamá son, en primer lugar, la destrucción de su hábitat natural, ya que muchas de las especies son totalmente dependientes de áreas boscosas sin perturbar, o bien de ríos y quebradas de aguas limpias. La segunda de las presiones mas importante es la caza a la que están sometidos, ya sea para alimento en economías de subsistencia, la caza deportiva y, en algunos casos, para ser utilizados como mascotas. Otras amenazas incluyen la contaminación e introducción de especies exóticas.

1.2.3 Los reptiles de Panamá se componen de un total de 229 especies, 4 órdenes y 28 familias. Entre los reptiles mas conocidos en panamá tenemos los cocodrilos y las serpientes.

En Panamá habitan 282 especies de reptiles de las cuales un 31% están amenazadas. La principal amenaza radica en la persecución a la que son sometidas muchas de las especies, en especial serpientes, cocodrilos y tortugas. Otras amenazas incluyen la modificación de su hábitat y la contaminación ambiental

1.2.4 En Panamá existen 1121 especies y 158 familias taxonómicas de peces marinos. 190 de agua dulce, de las cuales 56 son endémicas de la región accidental.

Especies de importancia como alimento: se incluye todas las categorías que son utilizadas por el hombre para sustento y como fuente de alimento. La categoría incluye 13 géneros diferentes pertenecientes a 11 familias.

Especies indeterminadas o nuevas: este grupo incluye especies que se han reportado como nuevas para el área y que aun no han sido descritas. Se incluye 2 géneros de 2 familias diferentes.

Especies raras: son aquellas especies que no se reportan como comunes en los hábitats mostrados. Se incluyen en esta categoría 3 géneros pertenecientes a 3 familias.

Especies que presentan primer reporte por la región: son especies que no se han reportado anteriormente en la región. Su clasificación se basa el la utilidad del pez y su importancia científica.

1.3 animales en peligro en extinción en Panamá

El conjunto de especies animales de Panamá o de una de sus regiones se denomina fauna de Panamá. Nuestro país cuenta con una fauna muy variada, que incluye miles de especies, muchas de ellas endémicas y poco conocidas.

La fauna en Panamá es muy variada y numerosa; es rica en especies como el pecarí, tapir, jabalí, nutria, puerco espín, jaguar, gato montés, zorros, monos, reptiles como crótalo, cazadora y coral. Y en los ríos abundan los caimanes. La fauna se caracteriza por la presencia de especies originarias de América del Sur; destacan los armadillos, ocelotes, jaguares, tapires, osos hormigueros, distintas variedades de monos, perezosos y venados. Los reptiles están representados por iguanas, tortugas, caimanes y una gran variedad de víboras y serpientes. Existe un total de 226 especies conocidas. Abundan las aves tropicales de vivo colorido, como pavos reales, guacamayos, loros y cotorritas, así como las aves migratorias que proceden de Norteamérica. En el océano Pacífico podemos encontrar delfines, tiburones, mantas, júreles y atunes, entre otras especies de peces.

Entre las aves abundan los guacamayos, loros, garzas, buitres, águilas reales, guaraguaos y gallinetas.

En las aguas del Atlántico se pueden observar tortugas de carey y cangrejos.

En las del Pacífico abundan camarones, ostras perlíferas y cangrejos, asimismo, peces como el atún, bonito, pez sierra, barracuda, pez vela, merlín rayado y negro. También se hallan delfines.

En el río Chagres se encuentra el sábalo real.

Un informe de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) de Panamá, destaca que al menos 537 especies de mamíferos, anfibios, reptiles y aves se encuentran en algún grado de peligro de extinción. Estos animales en peligro de extinción están listados en una resolución emitida por la Anam que pone en evidencia la prohibición del comercio, caza furtiva, y la necesidad de preservar y proteger eficazmente ciertas especies de flora y fauna de la explotación excesiva.

La resolución de la Anam toma en cuenta la ley 24 de 1977 que aprobó la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre.También reconoce la ley 2 de 1995 que ratifica el Convenio de Diversidad Biológica, y la ley 9 de 1995 sobre la Convención para la Conservación de la Biodiversidady Protección de Áreas Silvestres Prioritarias de América Central. Esta resolución establece que las especies de flora y fauna en la lista deberán ser revisadas y actualizadas cada cinco años y que los datos relativos al tamaño de la población afectada y su área de distribución serán incorporados a la lista con sus correspondientes revisiones. La resolución también reglamenta todo lo relativo a las especies de fauna y flora amenazadas y en peligro de extinción, con una lista de especies amenazadas en Panamá que incluye, 57 mamíferos, 48 anfibios, 64 reptiles y 268 aves.

Entre las especies más amenazadas se encuentran felinos como el jaguar, 64 tipos de colibríes, 30 serpientes, 14 roedores, 26 variedades de gavilanes y 13 águilas. También se han identificado nueve variables de patos: rabudo, enmascarado, cuchara, pechiblanco, crestudo, de collar, real, el guíchichi, además de la zarceta.

1.4 especies animales que están en peligro de extinción

•Sapo payaso o sapo pintado, quedan poblaciones reducidas en Costa Rica y Panamá. En peligro de extinción por aumento de la exposición a rayos ultravioleta, destrucción de su hábitat y caza para contrabando.

•El águila arpía se distribuye en los bosques tropicales de América Central y del Sur. La causa principal de su desaparición ha sido la destrucción de sus corredores de caza.

•Tortuga baula, habita las aguas tropicales del Pacífico pero sus sitios de anidamiento son muy reducidos. Es la tortuga marina más grande (250-900 Kg., 145-250 cm), que crece más rápido, bucea a mayores profundidades y es la tortuga marina más rápida. Migra miles de kilómetros entre las aguas tropicales y subártica. Científicos alrededor del mundo han advertido a las Naciones Unidas que la tortuga baula podría extinguirse dentro de 5 a 15 años si no se toman medidas inmediatamente. La pesca indiscriminada por miles de embarcaciones extranjeras en aguas internacionales del Pacífico, representa su mayor amenaza. A esto se le une la extracción ilegal de sus huevos para ser vendidos en el mercado negro como alimento.

•Guacamaya o lapa verde, habita en prácticamente toda Centroamérica, pero en pequeños grupos muy aislados. La principal amenaza que sufren es primero la captura de pichones para su venta ilegal y la destrucción de ambiente.

•Tapir, están activos tanto de día como de noche. Viven solos o en parejas, son rápidos en el agua y son buenos escaladores. Sus enemigos naturales, además del hombre, son el jaguar y el puma. Marcan rutas permanentes dentro de los bosques para conectar sitios de agua y alimentación.

•Venado cola blanca, son animales activos tanto de día como de noche. Pueden encontrarse solos o en pequeños grupos. La hembra da a luz 1 o 2 crías, generalmente durante la época seca.

•Puma o león de montaña es un felino que puede llegar a pesar 65 k. Es un animal de hábitos terrestres y solitarios. Se alimenta de gran variedad de animales, entre los que destacan el venado cola blanca y el cabro de monte. Algunas veces es considerado una especie plaga por el daño que causa en fincas aledañas a áreas protegidas en el ganado vacuno y porcino.

•El jaguar o tigre es el depredador más grande de la región neotropical (que se extiende desde el sur de México hasta Argentina). Es un animal grande y poderoso y puede pesar entre 70 y 10 k. Es de color amarillo dorado hasta café arenoso y con rosetas o manchas de color negro y circulares. Su vientre es de color blanco con manchas negras. Actualmente el jaguar es considerado un animal en peligro de extinción y con poblaciones reducidas. Trátase de un animal solitario y activo tanto de noche como de día, dependiendo de la actividad que presenten sus presas. Se mueve principalmente en el suelo, aunque sube bien a los árboles y es buen nadador. Acostumbra transitar por senderos y caminos hechos por el hombre.

Lugares donde hay extinción de la fauna panameña
2.1 Amenaza en la fauna de Azuero

La montería indiscriminada en las tierras altas de las provincias de Herrera, Los Santos y Veraguas por parte de cazadores furtivos pone en peligro la fauna silvestre de la zona.Esas especies también son amenazadas por la tala y la quema.Las regiones en donde se reporta mayor incidencia de esa actividad de animales silvestres son Mogollón, Las Palmas, Llano de Piedra, Quema, La Llanita y Buena Vista en la provincia de Los Santos.Y las poblaciones de Cacarañal, Manglillo, Los Ñopoz, San Clara, Zumbón, ubicadas en el sector limítrofe entre las provincias de Herrera y Veraguas.

La caza es la mayor incursión de cazadores furtivos a esas áreas, se registra durante los fines de semanas aprovechando la poca vigilancia de las autoridades. Entre las especies en peligro de extinción en esta área están: el venado cola blanca, venado corzo, puerco monte, conejo pintado. Estas especies son las principales víctimas de los cazadores furtivos.

Fauna de los ecosistemas costeros e insulares del Golfo de Chiriquí

Hay muy pocos inventarios de mamíferos en el Golfo de Chiriquí. De los diversos estudios llevados a cabo en el área se ha recopilado una lista de 135 especies, de las cuales 65 se encuentran amenazadas, son raras o endémicas, por lo que tienen un alto interés desde el punto de vista de la conservación.

En el área de Burica, los únicos estudios sobre mamíferos identificados son los de la región de Chorogo. Esta región han sido citadas 25 especies, de las cuales 19 se encuentran amenazadas. En el área habitan aún 4 especies de primates, de las que hay que resaltar el mono ardilla, la segunda especie de mamíferos más amenazada de toda la región centroamericana, después del hormiguero gigante en el Caribe. Viven también en ella los últimos ejemplares del mono Colorado o arana, única localidad donde persisten en tierras bajas chiricanas y muy amenazados por la perdida de su hábitat. Esta región es igualmente de importancia fundamental para los felinos, con 3 de las 5 especies que existen en territorio panameño. El roedor fosorio arador de Underwood es una especie endémica de Costa Rica y Panamá, y en este último país solamente se encuentra en estos bosques de Burica.

Para el área de los manglares de David y regiones aledañas se citan solo 9 especies de mamíferos asociados al ecosistema de manglar. Un estudio mucho más exhaustivo en el cerro Batipa arroja una cifra de 86 mamíferos. Entre estas se destacan el mono tití o ardilla, además de otras 3 especies de primates. El mono nocturno es posible que se encuentre en vías de especiación y ha sido citado en el área de Barqueta. Tres especies de felinos aún habitan los reductos boscosos de Batipa, Barqueta y la faja basal del Corredor Altitudinal de Gualaca. Nueve especies de murciélagos son raras en Panamá y habitan en esta región. Las especies de roedores Liomys adspersus y el gato de espinas son endémicas nacionales.

La región de Bahía Honda, sur de Soná, listan 44 especies de mamíferos, de las cuales 21 se encuentran con algún tipo de amenaza. A pesar de la extensa deforestación sufrida en esta región todavía se encuentra una especie de felino, Leopardus pardalis, y otro número considerable de especies raras o amenazadas en Panamá. La zorra de agua y el gato de agua o nutria habitan en riachuelos de aguas limpias, por lo que están muy amenazadas por la contaminación de los ríos. Estas especies pueden ser consideradas indicadoras de la salud de las aguas dulces. El roedor arador es otra de las especies fosorias que probablemente este sufriendo diferenciación genética.

En el Golfo de Montijo se registran 27 especies de mamíferos. Entre los mamíferos amenazados están el gato de agua o el roedor endémico. En total en esta región se cuenta con 17 especies amenazadas.

Uno de los lugares donde mas especies de mamíferos han sido registradas hasta la fecha es el Parque Nacional Cerro Hoya, con 65 especies. De ellas, 35 se enfrentan con algún tipo de amenaza o bien son raras en el país. Cuatro especies de felinos, entre las que se encuentran los grandes gatos, como la pantera y el puma, dan una idea de la importancia de los bosques de esta región para la conservación de especies de mamíferos que necesitan extensos territorios, y que ya desaparecieron del resto del Pacifico panameño. Esta misma situación ocurre con el puerco de monte, especie que viaja en grandes grupos (50 y 100 individuos) y necesita grandes extensiones de bosque para alimentar a esas poblaciones. Cinco especies de primates habitan en cerro Hoya. La población de mono aullador, subespecie endémica de Azuero, se encuentra en peligro crítico. También habita en la región el mono nocturno, el mono muy amenazado por la caza como mascota.

Los inventarios de mamíferos llevados a cabo en la isla de Coiba documentan la presencia de 36 especies de mamíferos no marines, 30 de las cuales son murciélagos. Hemos seleccionado 14 por su importancia desde el punto de vista de la conservación. Lo más notable de la fauna de mamíferos de la isla de Coiba es la presencia de una especie endémica de la misma isla, el ñeque de Coiba y 3 subespecies también endémicas: una zarigüeya, el mono aullador de Coiba y un venado de cola blanca.

De las 5 Áreas de Aves Endémicas que contiene Panamá, una de ellas, la de la Vertiente del Pacifico del Sur de Centroamérica, que comparte con Costa Rica, engloba casi en su totalidad el área de este estudio. Esta es la más amenazada de todo Panamá y la única que no esta adecuadamente protegida. Otra de las representadas en nuestra región, aunque en un territorio muy reducido, en los picos mas altos del macizo de Azuero, es la de "Tierras Altas de Costa Rica y Panamá".

En la lista de aves del Golfo de Chiriquí, hay 255 especies, de las cuales 89 están amenazadas. En ellas se citan las especies endémicas a nivel nacional o endémicas de la isla de Coiba, especies amenazadas a nivel mundial y a nivel de la Republica de Panamá, especies protegidas por la legislación panameña, recogidas en el Convenio de CITES.

En la península de Burica existen 3 especies de aves (Chorogo, Charco Azul y Quebrada Mellicita) y ninguna de ellas esta bajo categoría alguna de protección.



En la primera de ellas, Chorogo, se encuentra el mejor ejemplo de la avifauna original de tierras bajas del Pacifico y es el área con mayor concentración de aves amenazadas y endémicas. Aquí aparecen varias especies en peligro critico a nivel nacional y otras amenazadas a nivel mundial, como el trogón de Baird, la cotinga piquianiarilla y la cotinga turquesa, además del carpintero nuquidorado y el campanero tricarunculado. Es también el mejor lugar para otras especies amenazadas a nivel nacional, como la coqueta crestiblanca, el trepatroncos alicastaño o la eufonia coronimanchada.

Ya en la provincia de Veraguas encontramos las aves de los humedales del Golfo de Montijo, sitio importante de aves playeras migratorias y varias especies amenazadas a nivel nacional y la isla de Cébaco, uno de los pocos lugares donde se encuentra la paloma de Coiba, los otros son la isla de Coiba, el Parque Nacional Cerro Hoya y la Reserva Forestal El Montuoso. Los manglares de río Pavo en el extremo suroeste de la península de Azuero son uno de los 2 lugares de anidación de la cigüeña americana en Panamá y no están protegidos.

El Parque Nacional Cerro Hoya es el único lugar donde se encuentra el perico carato, que es una especie endémica. También están presentes los mundialmente amenazados paloma de Coiba, guacamaya verde y campanero tricarunculado, además de la mundialmente amenazada y endémica estrella garganta ardiente. Es posible que aún persistan unas cuantas parejas de guacamaya roja.

El Parque Nacional Coiba es el único lugar donde se encuentra la especie endémica de la isla, cola espina de Coiba y uno de los 4 lugares donde vive la paloma de Coiba. De las 147 especies citadas en este parque nacional hasta la fecha, 19 están representadas por subespecies endémicas. En Coiba esta la única población significativa de Panamá de la guacamaya roja y hay varios lugares de anidación de aves en colonias, como son Barco Quebrado e islotes cerca de Uva, entre otros.

la región de Burica se registran 6 especies amenazadas, de las cuales una se encuentra en peligro crítico, la lagartija, por ser una especie muy rara y afectada por la destrucción de los bosques.

La Barqueta han sido citadas 16 especies de reptiles, 12 de ellas amenazadas. Esta área protegida se creo específicamente para la protección de las tortugas marinas, pues hay 5 especies que anidan en sus playas. La fase de desove de las tortugas marinas se considera como un objeto de conservación.

En el área del sur de Soná han sido citadas recientemente 27 especies de reptiles, de las cuales 13 enfrentan algún tipo de amenaza en el país. En el Golfo de Montijo hay registradas solo 3 especies amenazadas. En el área de cerro Hoya han sido encontradas 23 especies de reptiles.

32 especies de reptiles se encuentran en la isla de Coiba, de las que 14 se encuentran con algún grado de amenaza. De ellas hay que resaltar una subespecie de serpiente de coral endémica de la isla. Es además un lugar muy importante para la reproducción de las tortugas marinas, de las que se sabe que 4, posiblemente 5 especies, se reproducen en sus playas. La isla de Coiba es uno de los pocos lugares en Panamá donde es muy común el cocodrilo aguja, amenazado por la persecución en gran parte de su área de distribución. Aparece a su vez, aunque no es tan frecuente, el babillo.

En Panamá hay registradas unas 171 especies de anfibios de las cuales un 47% están amenazadas. La principal amenaza que enfrentan es sobre todo la reducción de su hábitat, ya que son muy dependientes de los ecosistemas boscosos y del agua. Otras amenazas incluyen el asedio a que son sometidas muchas veces v la contaminación ambiental.

En los bosques húmedos de Chorogo hay registros de 9 especies de anfibios. Seis especies se encuentran amenazadas, de las que 2 tienen rangos de distribución muy restringidos. La especie críticamente amenazada E. stejnegerianus ha sido también citada en esta región.

En la faja basal del propuesto Corredor Altitudinal de Gualaca han sido citadas 29 especies de anfibios amenazadas.

la isla Leones en el Golfo de Chiriquí y la región de Bahía Honda, donde han sido citadas 19 especies de anfibios, 5 de ellas amenazadas. En el Parque Nacional Cerro Hoya se han encontrado hasta la fecha 16 especies de anfibios, 10 de las cuales enfrentan algún tipo de amenaza.

En la región de El Montuoso han sido citadas recientemente 12 especies de anfibios amenazadas, entre las que se destacan 2 especies de escorpiones de tierra. Para la isla de Coiba se han registrado solamente 7 especies de anfibios, de las cuales 2 se encuentran amenazadas.

Conservación de la fauna panameña
3.1 ¿A que llamamos conservación?

Conservación es la utilización adecuada de los recursos naturales. La conservación intenta lograr el bienestar de toda la sociedad, mediante el aprovechamiento y manejo racional de los recursos naturales renovables y no renovables.

La conservación consiste en explotar y usar los recursos y al mismo tiempo, mantenerlos productivos para que no se agoten.

Los recursos naturales forman parte de la riqueza de un pías, y los clasificamos en:

•Renovables: el suelo, el agua, los bosques y los animales silvestres. Estos recursos pueden ser explotados sin agotarse, pero se deterioran si no se usan en orden.

•No renovables: constituyen los minerales; por ejemplo: hierro, petróleo, oro y otros.

Los recursos de la naturaleza mantienen una estrecha relación entre sí, razón por la cual son considerados interdependientes.

Podemos señalar que:

•el suelo y el agua son necesarios para los árboles, los pastos y los animales.

•El aire es un recurso vital para todos los seres vivos.

•Los animales contribuyen a la propagación de las plantas en el medio.

•Los árboles, las hierbas y otras plantas:

•Ayudan a formar y proteger los suelos.

•Permiten una mayor filtración de agua en el suelo, disminuyendo los peligros de las inundaciones.

•Mantienen clara el agua de los ríos y lagos.

•Son fuente de alimento y refugio para los peces y animales silvestres.

Conservación de los animales silvestres:

La fauna de un país está constituida por los animales. Los animales de la selva, de las montañas y del campo, forman la fauna silvestre. Los peces camarones y otras especies acuáticas, también forman parte de nuestra fauna. La fauna silvestre de panamá es muy rica, porque cuenta con una enorme cantidad de especies. Debemos proteger a los animales silvestres, ya que son recursos naturales que nos auxilia en muchas tareas, como por ejemplo:

•Son aliados del hombre en la agricultura, pues ayudan a controlar las plagas.

•Son fuentes de alimento.

•Por sus vistosos colores y variedad, contribuyen a la recreación.

Los animales silvestres escogen lugares específicos para vivir, donde consiguen alimento, agua, protección, vivienda y sitios para reproducirse.

Los primeros pobladores el istmo de Panamá vivían de la caza de venados de cola blanca, corozos, tapires o machos de monte, conejos pintados, monos, iguanas y una gran variedad de aves. También se dedicaban a la pesca y al cultivo de ciertas plantas como maíz, yuca, plátano y otras. El aborigen sólo cazaba para alimentarse. Con el descubrimiento del nuevo mundo, se establecen nuevas poblaciones que fueron creciendo y aumentando sus necesidades de alimentos. Al utilizar más tierras para sus cultivos, el hombre deforestó grandes extensiones de selva virgen, y una parte de ellas las dedicó a la creación de potreros para la cría de ganado vacuno.

Este fenómeno ha traído como consecuencia, que muchos animales de nuestra fauna estén en vías de desaparecer. Se encuentran en peligro de extinción, especies como los corozos, venados, tapires, conejo pintado, y aves como el guacamayo, el quetzal y un sinnúmero de aves de vistoso colores. Las iguanas y las tortugas marinas representan dos casos críticos de animales en vía de extinción. Por su carne y huevos, el hombre las caza en exceso y no les da tiempo a reproducirse. El estado panameño ha decretado una serie de leyes donde se toman medidas, con la finalidad de proteger la fauna y la flora de nuestro país.

Entre las medidas de protección la fauna, mencionaremos las siguientes.

No se permite la caza de especies en fías de extinción. En relación con la pesca, sé prohíbe el uso de sustancias venenosas derivadas de hojas, cortezas o raíces de ciertos árboles, ya que causan la muerte de los peces grandes y pequeños. Se ha establecido el periodo de veda. Período de veda es la época en que sé prohíbe la caza o captura de ciertas especies, como por ejemplo. Época de ovulación y crecimiento del camarón. Periodo de postura de la iguana y de la tortuga. Está prohibida la venta de animales como la rana dorada del valle de Antón, el tigrillo u ocelote, el jaguar del Darién, el águila arpía, los loros y otras bellas especies.

Mejoramiento de la fauna panameña

La naturaleza ha establecido una relación armónica entre los factores biológicos y los factores físicos. Los factores biológicos están constituidos por las plantas y los animales. Los factores físicos los integran el aire, el agua y el suelo. Los cambios en los factores físicos pueden provocar variaciones en los factores biológicos. Las variaciones en plantas y animales fueron estudiadas por Carlos Darwin, en 1831 con su monumental trabajo de investigación, lanzó la teoría de la evolución de las especies.

Para sustentar su teoría, recorrió durante cinco años los mares y contienen, coleccionando animales, plantas y fósiles.

En las islas galápagos encontró un laboratorio viviente donde pudo observar y recoger información, con relación a las marcadas diferencias entre las aves de las distintas islas del archipiélago. La desigualdad entre las tortugas de cada isla. Las diferencias observadas entre los animales de una misma especia, pero que habitaban en distintas islas, llevó a reconocer que en estas especies había ocurrido variaciones.

Buscando evidencias para sustentar su teoría, Darwin descubrió en el trabajo de los cultivadores de plantas y criadores de animales las siguientes evidencias:

En las plantas cultivadas existen más variedades que en las especies silvestres. Los animales domésticos cuentan con más razas que las especies salvajes. Lo expuesto nos indica que tanto en los animales domésticos, como en las plantas cultivadas, existen muchas variaciones.

Con los estudios de Darwin, se estableció y se sustentaron las bases de la teoría de la selecciónnatural. La selección natural es la norma establecida por la naturaleza para preferir a los seres vivos dotados de las mejores cualidades. Solamente sobreviven en la lucho por la vida una parte de las federaciones de una especie y esta oportunidad corresponde a los individuos que mejor se adaptan al medio ambiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada